Una visita al KUMU en Tallin: el Museo Nacional de Arte de Estonia

Esta semana me he acercado al Museo Nacional de Arte de Estonia, más conocido por sus siglas en estonio: KUMU (de la palabra «KUnstiMUseuum», museo de arte). Si estás pasando unos días en Tallin o en Estonia, y tienes pensado hacer una visita al KUMU, puedes leer aquí lo que necesitas saber antes de ir y lo que vas a encontrar dentro.

Datos Básicos del KUMU en Tallin

¿Qué te vas a encontrar?

La exposición permanente trata sobre arte estonio desde el siglo XVIII hasta la actualidad.

Además, suele haber tres o cuatro exposiciones temporales rotatorias.

Precio de la entrada

  • Adultos: 12€.
  • Estudiantes: 8€ (mostrando el carnét de estudiante).
  • Familias enteras: 24€.

Horario

  • Lunes cerrado.
  • Jueves de 10:00 a 20:00.
  • Resto de días de 10:00 a 18:00.

Duración de la visita

Si no te paras mucho, unas 2 horas o 2 horas y media. Si te paras, 4 o 5 horas fácilmente.

Dirección

El Kumu tiene dos direcciones:

  • Calle A. Weizenbergi 34
  • Calle Valge 2

¿Cómo llegar al KUMU en Tallin?

Al KUMU se puede entrar de tres maneras:

  • Desde el Parque de Kadriorg.
  • Desde la calle Valge, en la parte superior del museo. Allí está el aparcamiento para coches.
  • Desde la calle Weizenbergi.

Si vas andando, la entrada más fácil de encontrar es la entrada del Parque de Kadriorg. Sin embargo, entrarás directamente al edificio principal, sin pasar por la plaza exterior. Tendrás que salir del edificio por la otra salida si quieres verlo.

La entrada de la calle Wizenbergi es la más difícil de encontrar, pero quizá sea la mejor si vas en taxi o en Bolt.

Pero la mejor entrada, en mi opinión, es la de la calle Valge, sobre todo si vas en coche. Si decides iniciar tu visita al KUMU desde allí, verás una entrada pequeñita con una puerta que casi siempre está cerrada, con unas escaleras que parecen meterse bajo tierra. Y es porque realmente se meten bajo tierra.

Abre la puerta y entra sin miedo: accederás a a un túnel que atraviesa el edificio de oficinas, que está incrustado en la pared de una especie de cantera, y llegarás a la plaza exterior.

Plaza Exterior

Si entras desde Kadriorg, para ver la plaza exterior tendrás que salir por una puerta que está situada justo detrás del mostrador donde compras los tickets de entrada, a la izquierda de la tienda de regalos.

Si entras desde las calles Valge o Weizenbergi, lo primero que verás es la plaza exterior del KUMU. La entrada al edificio principal está debajo de la tercera gran cristalera empezando a contar desde la izquierda.

Exteriores del Kumu
Plaza Exterior del KUMU (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

Si tienes 10 minutos, merece bastante la pena ir por las rampas que rodean a la plaza exterior del KUMU. Hay unas cuantas esculturas e instalaciones bastante curiosas, como esta de unas cabezas de bebé en un pedestal:

Cabezas de Bebé en el KUMU
Cabezas de Bebé en el Exterior del KUMU (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

Antes de entrar en detalles sobre el contenido del museo, una advertencia: en España empezamos a contar los pisos de un edificio desde el 0, pero en Estonia, los pisos se empiezan a contar desde el 1. Eso quiere decir que un segundo piso en España, en Estonia sería un tercer piso. Y un cuarto piso en Estonia, en España sería un tercer piso.

Dicho esto, veamos qué hay en cada piso del KUMU.

Primer y Segundo Piso

Probablemente, el primer piso solo lo verás si entras desde el Parque de Kadriorg. Hay una rampa que sube al segundo piso, donde se compran los tickets (en la que se grabó una escena de Tenet, la peli de Christopher Nolan).

También está allí la cafetería del museo.

Rampa por la que se sube al visitar el KUMU
Rampa por la que se sube al segundo piso (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

En el segundo piso está:

  • El mostrador de compra de entradas.
  • La tienda de regalos.
  • La salida a la plaza exterior.
  • La entrada a una de las salas de exhibiciones temporales.
  • El guardarropa.

Tienes que saber dos cosas antes de proceder a las salas de exposición:

1- Conserva tu entrada hasta que salgas del museo. Los tornos para entrar a la sala de exhibiciones del segundo piso y de la sala principal son diferentes, aunque la misma entrada valga para las dos zonas.

2- Es obligatorio dejar tu abrigo en el guardarropa. Especialmente en invierno: la nieve derretida no se lleva bien con los cuadros. El guardarropa no está vigilado. Estonia es un país increíblemente seguro y será raro que pase algo, pero por si acaso, no dejes nada valioso allí.

Una vez hayas dejado tu abrigo, sube por la rampa de madera que está justo a la derecha del guardarropa. Pon el código QR de la entrada en el torno de la derecha, y procede a la sala de exposiciones.

Tercer Piso: Siglo XVII a Segunda Guerra Mundial

Tu visita a la sala de exposiciones del KUMU comienza en el tercer piso. Una vez que salgas de la rampa llegarás a una especie de hall, donde también está el ascensor. Enfrente de ti verás una puerta corredera a la izquierda del ascensor, y una pasarela a la derecha.

  • Pasarela: una exposición temporal, si la hay.
  • Puerta corredera: exposición permanente de pintura y escultura estonia desde el siglo XVIII a la Segunda Guerra Mundial.

La exposición permanente comienza con un repaso a la pintura de los Alemanes del Báltico durante los siglos XVIII y XIX, para progresar a los primeros cuadros y esculturas estonias, que comienzan a surgir a mediados del siglo XIX con el surgimiento de su consciencia nacional.

Retratos en el KUMU
Galería de retratos de hechos por los Alemanes del Báltico (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

Hay muchísimas cosas interesantes que ver en este piso, pero lo más interesante es ver cómo el arte estonio contribuyó no solo a la implementación de su consciencia nacional a través de la representación de elementos mitológicos como el Kalevipoeg, sino también a la creación de los símbolos nacionales de Estonia.

Quizá los artistas más importantes en este piso sean Johann Köler, Konrad Mägi, Kristjan Raud y Ants Laikmaa. Párate en sus cuadros, suelen ser de los más conocidos de todo el arte estonio.

Pero el cuadro más fotografiado (y uno de mis favoritos), el que más sorprende a todo aquel que hace una visita al KUMU, no es de ninguno de esos. Es «Põrgu» («Infierno»), pintado por Eduard Wiiralt en 1932. Si ya impresiona en foto, una vez que lo ves en persona y te fijas en todos los detalles y en la finura de los trazos de tinta, te quedas con la boca abierta.

Hell, de Edward Viiralt
Põrgu, de Edward Wiiralt (Foto: Commons/EuropeanaCC BY-SA 4.0).

También te recomiendo que te pares cinco minutos a ver la sala de bustos. Al verla por primera vez agobia un poco, pero entre todos los que hay, podrás ver alguna sorpresa.

La sala de bustos del KUMU
La sala de bustos del KUMU (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

El recorrido de la exposición permanente te volverá a llevar al hall por el que entraste a ella. Si hay una y te apetece, échale un ojo a la exposición temporal cruzando la pasarela. Si no, vuleve a la escalera y sube al cuarto piso.

Cuarto Piso: De 1940 a 2000

La estructura del cuarto piso es igual que la del tercero: desde la escaleras verás una puerta corredera a la izquierda del ascensor, y una pasarela a la derecha.

  • Puerta corredera: arte estonio durante la ocupación soviética del país entre 1940 y 1991.
  • Pasarela: arte estonio de la década de los 90.

Mi consejo es que vayas en orden cronológico, primero lo soviético, después los 90.

Así verás cómo a los pintores estonios en la época soviética se les va yendo progresivamente la olla, comenzando con representaciones en estilos clásicos con motivos relacionados con Segunda Guerra Mundial y con trabajadores, la industria y la agricultura, y pasando con una pintura más vanguardista influida por los movimientos hippies de los 60, y acabando con obras que esconden un ansia de libertad bajo una supuesta reverencia al régimen comunista.

Arte Soviético Clásico en el KUMU
Arte Soviético «Clásico» en el cuarto piso del Kumu (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

Y al llegar a los 90, verás como esa libertad se manifiesta en las obras multimedia de los artistas de la Estonia independiente, que empiezan a explorar la libertad artística y de expresión ganada con la independencia del país y la llegada de la democracia.

Sección de los Años 90 en el Kumu
Sección de la década de los 90 en el Kumu (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

Lo más importante que ver en este piso son los cuadros de Jüri Arrak y los de Ilmar Malin, especialmente Kustuv Päike, «Sol Desvaneciéndose», que es probablemente el más importante del periodo soviético. Aunque la verdad es que el piso no tiene desperdicio, para mi es el más interesante de todos.

Quinto Piso: Exposición Temporal

La visita al KUMU termina con el quinto y último piso, que contiene únicamente un espacio para exposiciones temporales. Ya supondrás que lo que hay allí dependerá de cuándo vayas, pero el 99% del tiempo acoge arte contemporáneo.

Y eso es todo lo que verás en una visita al KUMU, el Museo Nacional de Arte de Estonia. En mi opinión, merece muchísimo la pena reservar una mañana para verlo con calma y perderse entre tanta obra maestra en un edificio que, francamente, es una pasada arquitectónica.

Por algo recibió el precio al mejor museo de Europa en 2008, y por algo es el número 2 en mi lista de los 9 mejores museos en Tallin.

Francisco J. López
Francisco J. López
La vida me llevó en 2018 a Estonia, y Estonia me atrapó. Desde entonces, en los ratos libres que me deja el trabajo, me dedico a explorar lo muchísimo que ofrece este país: las esquinas más recónditas, la comida rara y las costumbres que llaman la atención. Y te lo cuento todo aquí, en Sinceramente, Estonia.

Cositas Relacionadas

Más sobre esto

Admiralisild: El único puente giratorio de Tallin (y de Estonia)

Echamos un ojo a la corta historia del Admiralisild de Tallin (el puente del Almirante), el único puente giratorio de Estonia.

Cómo ir de Tallin a Helsinki: las 2 únicas maneras

¿Esás buscando cómo ir de Tallin a Helsinki, o viceversa? Aquí te cuento en qué puedes, cómo hacerlo, y cómo comprar billetes.

Playas de Tallin: Las 7 mejores

Tras unos cuantos veranos en la capital de Estonia, te doy mi opinión sobre cuáles son las 7 mejores playas en Tallin y en sus alrededores.

Vuelos a Tallin: Lista de compañías aéreas que vuelan a Estonia

¿Pensando en volar a Tallin? Aquí te damos una lista de todas las compañías aéreas que vuelan a Tallin, Estonia, y qué vuelos tienen.

Museos en Tallin: Los 9 mejores

A pesar de ser una ciudad que no llega al medio millón de habitantes,...

Ciudades de Estonia: Las 11 más importantes

La mayoría de las ciudades importantes de Estonia son desconocidas para el público hispanohablante. Les damos un repaso.