NOKK: La alternativa al pollo frito del KFC en Tartu

La llegada del KFC y su pollo frito a Estonia es algo relativamente reciente, 3 o 4 años, pero, cuando abrío, fue un éxito rotundo. Sin embargo, en Estonia, hay sitios de pollo mucho mejores que la cadena americana. Uno de ellos es el Restaurante NOKK, en Tartu (o, como se llama en estonio, NOKK Resto, que es un juego que en español vendría a significar a la vez «Restaurante Pico» y «Restaurante Picoteo»).

Aprovechando que pasamos por Tartu a la hora de cenar cuando estábamos de camino con el coche hacia el sudeste de Estonia, paramos a probarlo, ya que tiene cierta fama. Hoy te cuento mi experiencia.

El Restaurante

El Restaurante Nokk está situado en el barrio de Karlova, que, junto con Telliskivi en Tallin, es el gran centro hipster por excelencia de Estonia.

Y lo que es es el sitio en sí intenta absorver un poco el ambiente que lo rodea, combinando un menú tradicional de un sitio de comida rápida con la experiencia de sentarse a comer en un restaurante de toda la vida.

Está en un edificio antiguo con arquitectura que parece típica de la Primera República Estonia, en un calle que acaba de ser reformada. Allí han puesto una pequeña terraza con mesas que parecen ser bastante agradables si hay buen tiempo

Restaurante Nokk - Terraza
La terraza exterior del Restaurante Nokk (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

Y aunque a mi me encantan las terrazas, todas las mesas estaban ocupadas cuando llegamos, así que nos sentamos dentro.

Por dento, el restaurante no parece un local de comida rápida. Y eso es porque, realmente, no lo es. Aunque los platos que componen el menú dan la impresión de estar ante un clon del KFC, NOKK es más bien un sitio para sentarse y disfrutar de lo que estás comiendo, y no para echarse algo rápido al estómago.

Restaurante Nokk - Interior
El interior del Restaurante Nokk (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

La atmósfera tiene un rollito de andar por casa sin ser cutre. Ayudó mucho a crearla la amabilidad de la camarera que nos sirvió, muy superior a la media del servicio al cliente típico de Estonia.

Y es que, como puedes ver en la foto, parece el típico bar normal, pero está lleno de pequeños detalles que dan la sensación de que es un aspecto buscado con una ejecución cuidada. Fíjate en el gallo de las mesas, por ejemplo.

Lo que pedimos en el Restaurante NOKK

Fuimos a cenar y llevábamos hambre, así que para dos personas, pedimos:

  • Dos hamburguesas de la casa (Majaburger)
  • Una ración de tenders de pollo (Kanaribad)
  • Una cerveza sin alcohol
  • Un vaso de kali
Restaurante Nokk - Comida
Las hamburguesas y los tenders del Restaurante Nokk (Foto: Sinceramente, Estonia/Ann Kraak).

Pagamos por todo 34 euros.

Y, la verdad, estaba todo muy bueno.

Empezamos por los tenders, que estaban recién hechos y en su punto, ni muy secos, ni muy duros. La salsa de paprika que pedimos para acompañarlos complementaba muy bien el sabor, siendo no muy suave, pero tampoco lo suficientemente potente como para hacerle sombra al sabor del pollo.

Continuamos con las hamburguesas, que, simple y llanamente, estaban buenísimas. Sin ser nada revolucionario (pollo, pepinillo, lechuga y cheddar), estaban bien equilibradas en lo que a sabor se refiere, sin . Quizá le hubiera pedido un pan un poco más resistente, ya que se me deshizo un pelín a mitad de mordisco.

Quizá, el único punto negro fue el tiempo que tardaron en que trajeran la comida desde que vino la camarera a tomar nota. Es cierto que era un viernes por la noche a la hora punta de cenas en un restaurante que no es demasiado grande y que tiene que lidiar con pedidos a domicilio, pero, aún así, fueron unos 25 minutos de espera.

¿Merece la pena ir al Restaurante NOKK?

merece la pena. De hecho, para lo que es, a mi me gustó bastante.

Peeeero…

Aunque el barrio de Karlova, donde está el restaurante NOKK, no está muy alejado del centro histórico de Tartu, sí lo está lo suficiente como para que ir allí sea un desvío considerable si solo vas a pasar un día en Tartu.

Por eso, mi recomendación es que vayas si vas a estar al menos dos días en Tartu, o si vives allí. En ese caso, probablemente vayas a ver Karlova después de lo más turístico, y ya te queda de camino.

Datos Básicos

  • Dirección: Tähe 21, 51013 Tartu
  • Horario: De martes a sábado, de 12 a 22, cerrados domingos y lunes.
  • Menú: La especialidad es el pollo frito, preparado de varias maneras.
  • Página web y en Facebook.
  • Precio: Rango normal para Estonia.
Francisco J. López
Francisco J. López
La vida me llevó en 2018 a Estonia, y Estonia me atrapó. Desde entonces, en los ratos libres que me deja el trabajo, me dedico a explorar lo muchísimo que ofrece este país: las esquinas más recónditas, la comida rara y las costumbres que llaman la atención. Y te lo cuento todo aquí, en Sinceramente, Estonia.

Cositas Relacionadas

Más sobre esto

Õige Koht: Un restaurante de pescado al ladito del Lago Peipsi

Cerca de Mustvee, en el pueblo de Kalmaküla a las orillas del lago Peipsi, hay un restaurante de pescado muy famoso: Õige Koht.

Camping de Kauksi: La zona de acampada más grande del Lago Peipsi

El camping de Kauksi es el más grande a orillas del Lago Peipsi, en Estonia.. Le echamos un ojo a ver qué tal está.

Los 15 monumentos más importantes de Estonia

Porque no solo de Tallin vive el país, repasamos los 15 monumentos más importantes de Estonia. Esos que hay que ver sí o sí.

Banco de Chaikovski (Haapsalu): El banco más famoso de Estonia

El banco de Chaikovski en Haapsalu es el más famoso de Estonia. Vemos qué lo hace famoso, y porqué está dedicado al compositor.

Cómo ir de Tallin a Tartu: las 3 mejores maneras

¿Estás buscando la manera de ir de Tallin a Tartu? Aquí te contamos cómo ir de Tallin a Tartu en tren, en bus, y en coche.

Estatua del Oso Polar (Haapsalu): Una escultura en medio del mar

En Haapsalu, Estonia, hay una estatua de un oso polar en medio y medio del mar. Aquí vemos su historia y por qué está ahí.